LA SITUACIÓN METEOROLÓGICA DEL SÁBADO PERMITIÓ A LOS BOLLULLEROS DISFRUTAR DOS DÍAS DE SAN SEBASTIÁN

Dice el refrán que “no hay mal, que por bien no venga”, y eso ocurrió este año con la Romería de San Sebastián de Bollullos.

La meteorología del sábado impidió la masiva salida a la dehesa boyal de bollulleros y bollulleras, aunque algunos valientes le plantaron cara al agua y, pertrechados de carpas y toldos, cumplieron con la tradición del “día de San Sebastián nos fuimos al campo”, aunque la gran mayoría de ciudadanos prefirieron refugiarse del agua que cayó durante gran parte del sábado en solares o bodegas para disfrutar del día junto a familiares, visitantes y amigos.

Sin embargo, este inconveniente posibilitó que muchas personas volvieran a cargar los “chorizos” el domingo para disfrutar en el Parque Natural del bonito día que se avecinaba, disfrutando, ahora si, de una magnífica jornada en la dehesa.

El alcalde de la ciudad, Rubén Rodríguez, acompañado de otros concejales del Equipo de Gobierno, cumplió su compromiso para este año de repartir unos quinientos chorizos, pan y vino entre los ciudadanos y visitantes que acudieron a San Sebastián en ambas jornadas.

Junto a las viandas ya mencionadas, la letra de la cancioncilla del día de los chorizos, que escribiera el comparsista José Acosta Infantes, “Acostita”, fue repartida entre las personas de otros municipios que nos visitaron, con el fin de que la aprendieran y la compartieran con los bollulleros en esta tradicional fiesta tan nuestra.

El ayuntamiento de la ciudad repitió dispositivo el domingo y, tanto la Policía Local como Protección Civil, Bomberos, ambulancia, aparcamientos para motocicletas, etc, funcionaron tal y como se había previsto para el sábado.