LAS OBRAS DE LIMPIEZA DEL ARROYO CERRADA MARCHAN A BUEN RITMO

Hace unas semanas el alcalde de la ciudad, Rubén Rodríguez, junto a la teniente de alcalde, Lidia Infante, y el concejal de agricultura, Zacarías Iglesias, mantuvieron una reunión con la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, solicitando una actuación urgente en el arroyo Cerrada, dada la proliferación de maleza y cañas en su cauce que pudieran provocar algún tipo de obstrucción en el curso natural del mismo.

Esta mañana, el alcalde de la ciudad y el concejal de agricultura han visitado las obras de limpieza y acondicionamiento del arroyo, que se están llevando a cabo a través de una sub-contrata que realiza la Confederación, adjudicada a una empresa de Bollullos.

Como el propio alcalde ha comprobado, las obras de la primera fase marchan a buen ritmo, ya que se están desbrozando las cañas, picándolas desde la copa hasta la base, convirtiéndolas en pequeños trozos, que a diferencia de otras ocasiones no necesitarán de una quema posterior, ya que con ellas se conforma una especie de biomasa que favorecerá el medio ambiente.

La segunda fase consistirá en la limpieza de todo el cauce del arroyo y el acondicionamiento de las cuencas de recepción, así como la limpieza del canal entre el puente de la calle Vendimiadores y el de la Puentecilla. La actuación se llevará a cabo desde la A-49 hasta la salida de Almonte.

En declaraciones a los medios, el alcalde ha comentado que la limpieza que se está realizando va también encaminada “a hacer más accesible el acceso a las fincas de los agricultores colindantes al arroyo, en cuanto que el cañizal estaba ya obstruyendo e invadiendo los caminos y semillos paralelos al cauce del mismo”.