UN RECLUSO DE LA PRISION DE HUELVA COLABORA EN LAS JORNADAS FORMATIVAS DE MOVILIDAD Y SEGURIDAD DE BOLLULLOS DEL CONDADO

En la actualidad cumple 6 meses de condena por un delito contra la seguridad vial

Las Jornadas de Movilidad y Seguridad Vial, que organizan durante esta semana las Concejalías de Seguridad Ciudadana, Juventud y Educación, del Ayuntamiento de Bollullos par del Condado, han contado en esta edición con la colaboración de Francisco L. H., natural de Almonte, de 49 años de edad; un preso del Centro Penitenciario Provincial de Huelva, que en la actualidad cumple condena de seis meses por circular sin el permiso de conducir.

La experiencia, tanto para los chavales, que durante tres días han asistido a estas jornadas, como la del propio recluso, han desbordado las expectativas de los presentes. Su sencillez y convencimiento a la hora de expresar sus sentimientos, inquietudes y vivencias en el día a día de una cárcel, han conmovido a todos cuantos atentamente, le escucharon en estas exposiciones educativas en las que se han convertido sus charlas en los tres centros de secundaria, por los que se han desarrollado las jornadas.

En el IES San Antonio, IES Delgado Hernández, y hoy en el CFP Nª Sª de las Mercedes, le han acompañado dos educadores, pertenecientes al módulo de educación vial de la prisión de Huelva, que junto a Francisco, han advertido a los alumn@s de las consecuencias que conllevan el no cumplir las normas de circulación, las imprudencias o la desobediencia a los agentes de seguridad.

Su relato, llegó a ser estremecedor cuando aclaró que las condenas las pagan también las familias o los amigos, que forman parte directa o indirectamente de la vida. “La libertad es uno de los bienes más importantes con los que contamos los seres humanos, perderla unos días, unos meses, …significa perder la esencia de una persona”, dijo entre otras muchas cosas. Comentó, que cuando volvía por la noche a su celda, tras la charla que dio por la mañana, veía algunas de las caras de los alumn@s que lo miraban, quizás impresionados por tener delante a un hombre que estaba en la cárcel, y deseaba no encontrase nunca con ellos en esa situación, “he venido a contaros algunas cosas que he sufrido entre los compañeros de cautiverio y el que ha aprendido la lección he sido yo”, manifestaba.

El incremento por este tipo de delitos referentes a la seguridad vial ha subido en un 30% en los últimos tiempos, y es la primera vez que un recluso sale de la prisión para colaborar de forma activa en este tipo de Jornadas. En el día de hoy, el Centro Penitenciario Provincial de Huelva, ha hecho entrega al Ayuntamiento de la ciudad de un detalle elaborado a mano por los propios presos, como agradecimiento a la labor que vienen realizando con los jóvenes de la localidad.